Seguidores

lunes, 28 de noviembre de 2011

Soy de la cuidad con todo lo que ves 
Con su ruido, con su gente, consume vejez 
Y no puedo evitar, el humo que entra hoy 
Pero igual sigo creciendo, soy otro carbón 
No voy a imaginar, la pena en los demás 
Compro aire y si es puro, pago mucho más 
No voy a tolerar, que ya no tengan fe 
Que se bajen los brazos, que no haya lucidez. 

Me voy, volando por ahí 
Y estoy, convencido de ir 
Me voy, silbando y sin rencor 
Y estoy, zafando del olor. 

Me encontré con la gente, que sabe valorar 
Que de turista en la capital,
han sabido vagar.
Y no ha encarado al fin la cruda realidad
De respirar hollín, de llorar alquitrán 
Y empiezo a envejecer, sudando mi verdad 
Criado pa´ toser, con mucha variedad 
Y adonde ir a para, cargando con mi olor 
Deberíamos andar desnudos pa´ sentirnos mejor.

Me voy, volando por ahí 
Y estoy, convencido de ir 
Me voy, silbando y sin rencor 
Y estoy, zafando del olor
Me di cuenta que me molesta la gente que habla de un tema sin informarse antes. Gente que habla de religión, de política, de música, sin tener idea de lo que están hablando. No sos más inteligente por mayor sean tus conocimientos, sino más inteligente, por la calidad de estos.